Portada > Creatividad adaptada al Marketing

Creatividad adaptada al Marketing

La creatividad es el mayor activo de una compañía. Es la capacidad que tenemos de innovar, generar ideas o conceptos y asociarlos de nuevas formas. 

En general, su aplicación permite superar retos, mejorar la eficiencia de los procesos en cualquier ámbito empresarial y, en definitiva, ofrecer mejores productos y/o servicios capaces de responder a las necesidades e inquietudes y al mismo tiempo de solución de problemas. 

El Marketing es la suma de creatividad y estrategia. Si buscamos crear un nuevo producto o servicio, lanzarlo al mercado y ser capaces de llamar la atención, ser creativo es un factor indispensable. Nos permitirá darle valor el valor de algo único e inigualable. A diferencia de cómo podemos entender la creatividad en un mundo más artístico, la creatividad en el Marketing debe ir siempre acompañada de una estrategia y unos objetivos.  

En el Marketing, ser creativo puede convertirse en encontrar canales diferentes, nuevas formas de promoción o a la hora de lanzar un nuevo producto o servicio al mercado. Sin ella nos será imposible ser capaces de innovar y por ende, quedarnos estancados en un mismo punto. 

Para poder llevar a cabo un Marketing ágil, creativo y que vaya acorde al mercado y sector, debemos tener una radiografía clara y completa del panorama actual, que integre una visión única y unificada del cliente y de su entorno. Implicando al mismo tiempo una gran diversidad de canales, tales como los que vienen de redes sociales, del e-commerce, plataformas de CRM entre otras, para diseñar la trayectoria de los clientes y así crear una experiencia única. 

La consecución de los objetivos

Lo cierto es que si tenemos que poner un punto de partida, la creatividad no nace sólo de una gran idea sino lo cierto es que comienza con un público que tiene un problema que necesita una solución. 

Ser conscientes de que la creatividad es un factor muy importante en la consecución de los objetivos es fundamental para poder obtener los resultados esperados. 

Podemos tener en cuenta 3 aspectos básicos:

  • Identificar: 

El primer paso para poder resolver el problema que se nos está planteando, es tener muy claro cuál es. En el Marketing la creatividad nos ayudará a identificar cuál es el problema o que ha sucedido. Nos ayudará a entender porqué un producto no ha obtenido la cuota de mercado esperada, lo que nos llevará a pensar en nuevas ideas y a enfocarlo de una manera distinta. Será el empujón que necesitamos para descubrir la guinda del pastel.

  • Solucionar:

Una vez hayamos sido capaces de averiguar lo sucedido, la creatividad nos ayudará a poner una solución al problema en sí. Nos llevará al concepto de “think outside the box” y nos retará a tener un pensamiento mucho más creativo. 

  • Ejecutar:

Por último, pero no menos importante, la creatividad nos ayudará a poner en marcha las acciones necesarias para solucionar el problema y obtener los resultados deseados. 

¿Qué herramientas nos pueden ayudar para fomentar la creatividad?

Con el equipo, hay diferentes métodos para fomentar la creatividad, ya sea de manera individual o en grupo. Ambas formas pueden ser consideradas buenas dependiendo siempre de la persona con la que tratemos. ¿Qué podemos encontrar? Mapas mentales o conceptuales, brainstorming o lluvia de ideas, las 5 W, diagrama de espina de pez, método 635, clasificación de ideas, etc. 

A continuación detallaremos algunas herramientas existentes a día de hoy que te ayudarán a fomentar la creatividad. Ninguna de ellas tiene la fórmula perfecta, aún así serán herramientas claves para generar ideas creativas.

  • Brainstorming: o también conocida como lluvia de ideas es una herramienta de trabajo grupal que ayuda a crear nuevas ideas sobre un tema o problema determinado. Su aplicación consiste en poder generar ideas originales en un ambiente creativo. En esta fase lo importante es saber que cada persona aporta su perspectiva, sus conocimientos y sus opiniones. Regla nº 1: todo es respetable. 
  • Mapas mentales o conceptuales: se trata de otra herramienta o técnica utilizada para fomentar la creatividad tanto de manera individual como grupal. A través de este tipo de mapas lo que se busca es representar las ideas de manera gráfica, creando diagramas mediante flechas, dibujos y colores. Su finalidad es poder mostrar de manera visual las interconexiones que se establecen sobre una idea o concepto. Su uso permite incrementar el rendimiento y la agilidad mental, además de la capacidad de asimilar y procesar cualquier tipo de información. 
  • Design Thinking: esta herramienta permite ponerse en los zapatos de los consumidores para entender sus emociones y sentimientos y trabajar entorno a ellos. Las ideas generadas del Design Thinking son fundamentales para poder aportar valor al cliente y suponen una oportunidad de mercado para la empresa, y del mismo modo se pueden aplicar para clarificar y mejorar procesos de trabajo y nuevos modelos de negocio. 
  • Las 5W (Qué, Cuándo, Dónde, Quién y Por qué): nos permitirá cuestionarnos las características fundamentales de una situación en concreto. Estas simples preguntas nos ayudarán a adquirir elementos que, unificados, nos facilitarán la constitución de una presentación universal. 

Además de las herramientas que podemos encontrar anteriormente descritas, ¿Qué otros conceptos podemos utilizar para un proceso creativo? 

  • Detectar necesidades Insights: Insights se puede entender como una percepción del consumidor, es una opinión, un comportamiento o expectativa. En otras palabras, es un deseo o necesidad expresada por parte del consumidor y que se pueden convertir en oportunidades para crear campañas con las que ese público objetivo se pueda ver identificado y promueva el producto o servicio. 
  • Innovar y diferenciarse: hay que saber observar las tendencias de comportamiento, nuevos productos y servicios, nuevas necesidades generadas y nuevos medios de comunicación. El cómo lo comuniquemos, dependerá de los objetivos y de las características de la empresa. 
  • Concepto: este debe ser impactante, ingenioso y atractivo para el público objetivo. Todas las acciones que pongamos en marcha deberán seguir este concepto para que tanto el equipo como el target sean capaces de entender la campaña del mismo modo. 

La correcta ejecución del marketing creativo nos aportará beneficios al funcionamiento general de la empresa, tanto a nivel interno como externo. Contar con una estrategia de marketing innovadora nos ayudará a dinamizar las ventas sin importar el segmento, estableciendo elementos claves que permitan al cliente diferenciarte de la competencia. 

Cómo hemos ido comentando, la creatividad es un complemento clave e importante para el desarrollo de actividades del Marketing. Delante de la oportunidad de explorar algo nuevo, será vital creer en ello, analizar bien la idea y estudiar su viabilidad. Si la iniciativa resulta ser creativa e innovadora los resultados a largo plazo pueden llegar a ser muy positivos. 

Y es que Pablo Picasso no iba mal encaminado cuando dijo que “La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”. No nos rindamos ante lo conocido y apostemos por lo nuevo. 

Elisabeth Sala

Brand Builder

CONTACT US